• Resistencia del tejido: El calor generado es directamente proporcional a la resistencia ofrecida por el tejido

• Densidad de la corriente: El efecto del calor varía inversamente con el corte seccional del área del tejido a través del cual la corriente fluye en un punto dado. La densidad se mide en Amp/cm^2. La temperatura está directamente relacionada al cuadrado de la densidad de la corriente: T µ (dc)^2 = (Amp/cm^2)^2

• Voltaje de salida: Producto de los dos anteriores

• Tiempo de aplicación de la corriente

De este modo, si disminuimos la corriente o aumentamos el área de corte seccional del conductor a través del cual fluye la corriente, reduciremos la densidad de la corriente y la producción de calor.

En la práctica, el área de corte seccional varía dependiendo del área de superficie del electrodo, así si el electrodo activo tiene un extremo fino, el daño térmico será mínimo, ya que se aumentará la densidad de la corriente en el punto de contacto con el tejido. Por otro lado, el electrodo neutro del sistema monopolar, entre mayor sea su área de superficie ofrecida a la corriente de retorno, la densidad de la corriente será menor y el calor generado a este nivel más bajo, con mínimas probabilidades de quemaduras.

Cuando ocurre una descarga eléctrica es porque hay un flujo de electrones. Este flujo de electrones se llama corriente, y se mide en amperios. La presión que empuja el flujo de electrones se conoce como potencial eléctrico y se mide en voltios. El cuerpo humano es generador y conductor de electricidad, pero es un conductor eléctrico heterogéneo, donde la masa muscular es mejor conductora que la piel y ésta mejor que el tejido graso.

La resistencia a la corriente eléctrica, se denomina impedancia, y se mide en ohmios (Ω). Depende del contenido de agua, siendo muy alta en tejidos callosos, moderada en tejidos adiposos, y muy baja en tejidos vascularizados. La resistencia disminuye el flujo de electrones. De acuerdo a la ley de Ohm, la corriente es directamente proporcional al voltaje e inversamente proporcional a la resistencia, como lo vemos en la siguiente fórmula:

V1- V2
I =  ————–
R
Corriente (amperios)= Potencial (voltios)/ Impedancia (ohmios).

En la medida en que la corriente fluye a través de una resistencia tisular, se produce un trabajo que se disipa como calor; es precisamente este calor, el que aprovecha la electrocirugía. Este trabajo (expresado en vatios) se deriva de la corriente por la diferencia de potencial a través del circuito, y se simplifica con la siguiente ecuación:

W = I x V

Si despejamos la fórmula de la ley de Ohm, obtenemos el dato, que el trabajo es función tanto del cuadrado del voltaje como del cuadrado de la corriente:
W = I2 x R y W = V2 x R

En lo particular desearía laborar (investigar) en lugares como /i will want work (research) in / Harvard-MIT Health Sciences and Technology (HST) <http://hst.mit.edu/>, ó, Koralinska Institutet <http://ki.se/start>, ó, Jhon Hopinks University <http://www.jhu.edu/>, ó, NASA <http://www.nasa.gov/>, pero hoy quizás y sin pensarlo, creo que la vida me acerca un poquito más a ese puerto aún no visible, el viaje se hace emocionante desde un humilde hospital hacia lo más complejo.

A veces he tomado el camino equivocado, pero desde arriba te reorientan tu camino y queda sólo comprender el porque suceden las cosas,cosas que a veces no se entiende y hay que aceptar. Ser racional no significa entender todas o saber todas las cosas, a veces, mientras más conoces, más miedo te da dar el siguiente paso.

Asumiendo desde hoy el cargo de Jefe de Unidad de Soporte Biomédico del Hospital Nacional “Cayetano Heredia” en Lima – Perú http://wwww.hospitalcayetano.gob.pe , frente a un personal talentoso.

Please a quienes desean colaboración académica y técnica para hacer buena gestión y realizar alguna producción científica.

efectos_corriente_en_cuerpo_humano

Si esos son los efectos a ese nivel de miliamperios, no entiendo porque se dice que los interruptores diferenciales deben estar calibrados a 30 mA. La idea es minimizar el riesgo. Ahora es cuestión de medir la diferencia de corrientes y cuando hay una diferencia y está sobrepasa un set point, el interruptor diferencial actúa. La industria nacional no hace algún tipo de interruptores y es por ello que la discusión queda entre ingenieros de que valor considerar o no, no se va más allá a asuntos de diseño y demás criterios de diseño de interruptores.

La instalación eléctrica de un quirófano, difiere en algunos aspectos de una convencional para vivienda, industria, etc. La protección de las instalaciones eléctricas hospitalarias, y en particular de los quirófanos, está ligada al concepto de seguridad. Las soluciones que se adopten para conseguir esta seguridad, deben de ser suficientes para poder proteger al
paciente, al personal médico y al equipo auxiliar de todo riesgo eléctrico. Los pacientes se encuentran en unas condiciones físicas disminuidas, debido a la anestesia, y poseen una conductividad mayor provocada por la presencia de elementos metálicos en su cuerpo, que realizan la función de electrodos y, en definitiva con una respuesta ante un contacto eléctrico directo o indirecto mucho menor que en una situación normal.

La corriente eléctrica, al circular por el cuerpo humano, produce diversos efectos fisiológicos conocidos como choque eléctrico, que van desde la simple contracción muscular o la destrucción de los tejidos por quemaduras hasta la fibrilación ventricular, pasando por la tetanización de los músculos, como consecuencia de su acción sobre los órganos y sus mecanismos de funcionamiento.

Estas consecuencias dependen, fundamentalmente, para un mismo trayecto, de la intensidad de la corriente de contacto y de la duración del paso de la corriente. Pero como la impedancia corporal juega un papel fundamental en la limitación de la intensidad de contacto, ya que ésta es el cociente entre la tensión de contacto soportada y la impedancia corporal entre los puntos de contacto, para evaluar las intensidades que provocarán el choque eléctrico será indispensable conocer los valores de la impedancia corporal.

 

La siguiente es una referencia cruzada para comparar los estándares IP y NEMA. Es una comparación aproximada solamente y es la responsabilidad del usuario verificar el nivel de protección necesario para cada aplicación.

nema_vs_ip

nema_situaciones_arriesgadas_peligrosas

Algunas de estas se aplican al sector salud, otras al sector de minería. Situaciones peligrosas o arriesgadas es una de las condiciones que han tenido en consideración los especialistas americanos en este rubro de puntos que NEMA lo ha considerado como tipo de protección. En algunas trata sobre equipos Clase I ó II, en otras tiene fuerte relación con las normas NFPA. La evaluación de cada instalación y el ánalisis crítico para minimizar el riesgo, es esencial para determinar que tipo de protección es necesaria.

nema_situaciones_no_peligrosas

Principalmente usado para el suministro de electricidad, pueden ver en la figura la clasificación americana NEMA. Cada quien según su necesidad puede optar por pedir que sus tableros, equipos, etc tengan tal o cual protección. Cada establecimiento de salud (fábrica, comercio, etc) tiene sus propias características y no se puede generalizar como suele hacerse en normativas nacionales (que aclaro sólo son recomendaciones) y el ingeniero o especialista debe tomar la mejor decisión al respecto. La inspección y evaluación de las instalaciones donde los equipos se van a ubicar o que tipo de protección NEMA se debe implementar es necesario realizar en cada caso. Es un tema muy interesante, si alguien lo desea estoy apto a brindar dicho servicio.

BS EN 61000-6-1 tiene la intención de ser usado por todos los fabricantes, diseñadores y pruebas en casa asociados con equipos eléctricos y electrónicos para uso en residencias, comercio y entornos de  iluminación industrial. Sin embargo, estamos en un blog para los establecimientos de salud, y un establecimiento de salud no es ni una residencia ni un comercio menos una industria; los equipos electrónicos biomédicos deben tener especial cuidado de no ser afectados por radiación electromagnética o que el suministro de energía eléctrica tengan componentes que puedan ponerlo en condiciones no adecuadas; en sí, hay muy buenos fabricantes que hacen equipos biomédicos “guerreros”, sin embargo, la recomendación es para minimizar el riesgo.

En esta norma el rango de prueba para pruebas ha sido extendido hasta 1 GHz en acuerdo a las tecnologías usadas en esta rango de frecuencias. Un detalle que hay que saber de cada norma técnica es el contenido… el contenido incluye los siguientes tópicos:

  • Propósito y objetivo.
  • Referencias normativas.
  • Términos y definiciones.
  • Criterios de performance.
  • Condiciones durante pruebas.
  • Documentación del producto.
  • Aplicabilidad.
  • Requerimientos de pruebas de inmunidad.
  • Referencias normativas a publicaciones internacionales con su correspondientes publicaciones europeas.
  • Convergencia de Requerimientos Escenciales de Directivas EC.
  • Bibliografía.
  • Ejemplos.
  • Inmunidad.

Es necesario tener en cuenta que el manejo de normas técnicas durante la adquisición de productos y equipos biomédicos y electromecánicos define potencialmente la calidad de las prestaciones durante su uso. Algo que experiencia lo sé y con gusto estoy en condiciones de asesar.

Los grupos electrógeno son un suministro de emergencia usados en los servicios de salud con frecuencia. Hay que tener en cuenta que deben estar siempre dispuestos a arrancar y entregar energía eléctrica, en este punto de visto, hay algunas cosas que recomendar. Que sean encendidos por baterías es lo común, pero si lo es bajo un mecanismo que no se degrade (como lo suelen hacer las baterías) sería mucho mejor, tal como aire comprimido. Deben ser capaces de entregar el 100 % de su capacidad nominal de manera continua, a veces, los fabricantes definen términos tales como potencia prime u otras que quiere decir: Mi grupo es de 100 kW pero entrega de manera continua 75 kW; que tal gracia, eso no es de caballeros. El ruido es algo importante, menos menos ruido mejor y esto va relacionado a la tecnología con que se ha desarrollado (balanceo, combustión, etc). En zonas en que son sísmicas, la recomendación sería que sean resistentes a los sismos, los hay que resisten hasta grado 8 de Ritcher; esto es algo importante, dado que los grupos electrógenos se han considerado para su uso en caso de emergencia y desastre, y no puede ser que justo el momento que es necesario, éste no funcione. Que no dependa mucho de la electrónica, mientras menos electrónica necesite mejor; la robustez del grupo electrógeno iría por el mismo diseño que asegura un funcionamiento fiable y eficiente; además, lo hay que no necesitan de personal de mantenimiento para encender y reconocer su condición de funcionamiento, esto es importante, dado que el personal puede ser que fallezca en caso de un desastre. Los tableros de transferencia son de cuidado, el prestigio de la marca cuenta, éstos deben aguantar todas las condiciones de severidad incluyendo pérdidas de fase y armónicos, si no, después se tiene que ya se quemo la tarjeta, que no dan buenas lecturas y tanta vaina de equipo defectuoso que existe en el mercado.

Todo esto va con una relación precio-calidad lo que define la compra de un grupo electrógeno, en los siguientes pots daré a conocer más detalles, presto a brindarle asesoramiento en los temas de equipos biomédicos y electromecánicos, me despido estimado lector.

« Página anteriorPágina siguiente »



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.488 seguidores