• Resistencia del tejido: El calor generado es directamente proporcional a la resistencia ofrecida por el tejido

• Densidad de la corriente: El efecto del calor varía inversamente con el corte seccional del área del tejido a través del cual la corriente fluye en un punto dado. La densidad se mide en Amp/cm^2. La temperatura está directamente relacionada al cuadrado de la densidad de la corriente: T µ (dc)^2 = (Amp/cm^2)^2

• Voltaje de salida: Producto de los dos anteriores

• Tiempo de aplicación de la corriente

De este modo, si disminuimos la corriente o aumentamos el área de corte seccional del conductor a través del cual fluye la corriente, reduciremos la densidad de la corriente y la producción de calor.

En la práctica, el área de corte seccional varía dependiendo del área de superficie del electrodo, así si el electrodo activo tiene un extremo fino, el daño térmico será mínimo, ya que se aumentará la densidad de la corriente en el punto de contacto con el tejido. Por otro lado, el electrodo neutro del sistema monopolar, entre mayor sea su área de superficie ofrecida a la corriente de retorno, la densidad de la corriente será menor y el calor generado a este nivel más bajo, con mínimas probabilidades de quemaduras.




    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: