La electrocirugía ha permitido realizar un gran número de procedimientos médicos ya existentes de una forma más rápida y segura y, ha permitido realizar procedimientos que hasta el momento eran de cierta forma imposibles por la dificultad de acceso a un tejido determinado. Alguna de estas aplicaciones son:

  • Ablación de tumores de hígado: Permite realizar la ablación del tumor causando el menor daño posible al parénquima hepático, lo que presenta una ventaja debido a que en el hígado, sólo un 15% de los tumores pueden ser extirpados. La destrucción del tumor se hace mediante la aplicación de una corriente alternante de alta frecuencia originada de un dispositivo de electrocirugía y que va hacia el electrodo dispersivo, que actúa como una resistencia y convierte la corriente eléctrica en calor lo que hace que se deseque el tejido del tumor. Sin embargo, esta técnica se ve limitada espacialmente ya que la efectividad del tratamiento solo se aplica para tumores ubicados a una distancia máxima de 2 cm del electrodo.
  • Tratamiento de la piel: La electrocirugía puede ser utilizada para remover lesiones en la piel tanto superficiales como vasculares y más importante aún, para remover tumores en la superficie de la piel.
  • Procedimientos quirúrgico de histerescopia en la cavidad uterina.
  • Cortar tejido y coagular durante operaciones abiertas.
  • Sellar vasos sanguíneos.



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: