Entre las rutinas más importante para mantener un microscopio en condiciones adecuadas de operación, se encuentran las siguientes:

  1. Verificar el ajuste de la plataforma mecánica. La misma debe desplazarse suavemente, en todas las direcciones (X-Y) y debe mantener la posición que selecciona o define el microscopista.
  2. Comprobar el ajuste del mecanismo de enfoque. El enfoque que selecciona el microscopista debe mantenerse. No debe variar la altura asignada por el microscopista.
  3. Verificar el funcionamiento del diafragma.
  4. Limpiar todos los componentes mecánicos.
  5. Limpiar el microscopio de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.
  6. Confirmar el ajuste de la uña fijaláminas.
  7. Verificar el alineamiento óptico.



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: