Se cree que la tuberculosis humana se desarrolló en Europa y en el Próximo Oriente en el período Neolítico, entre 6000 – 8000 años antes de JesusElCristo.

La epidemia actual comenzó en Inglaterra durante el siglo XVI y quizá alcanzó su momento álgido durante la revolución industrial favorecida por las condiciones de hacinamiento.

Durante la primera mitad del siglo XX declinó por las condiciones de mejora de vida, sobre todo en los países desarrollados, disminuyendo un promedio anual de 5%. A partir de 1950, con la aparición de fármacos eficaces el promedio de disminución anual llegó al 15%. Es a partir de la década de los ochenta cuando comienza lo que se ha denominado el resurgimiento de la enfermedad.

En 1993, la OMS declaró la tuberculosis como una emergencia global.

Se estima que hasta el año 2020, si no mejora el control de la tuberculosis, enfermarán 200 millones de personas, de las cuales 70 millones fallecerán.

Aunque la tuberculosis es esencialmente una infección comunitaria, puede ser también de transmisión nosocomial, representando un problema de salud laboral para los trabajadores de los centros sanitarios, y también de instituciones cerradas como residencias, albergues y prisiones.




    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: