Muchos años (desde un poco antes del 2000) son los que tengo prestando servicios a las instituciones de salud en temas de ingeniería mecánica, eléctrica, electromecánica y de equipamiento biomédico. Tanto en instituciones de baja, mediana y alta complejidad, así como también en la elaboración de expedientes técnicos a modo de pre-factibilidad y factibilidad en lo que se refiere a instalaciones eléctricas y mecánicas. Esta experiencia como personal de un hospital y como ingeniero de diseño y selección de equipos, las ofrezco a todas las instituciones de salud así como la academia para poder compartirla como un servicio de asesoría  y consultoría tanto a nivel nacional como internacional. Mis correos de contacto son jorgemirez2002@gmail.com ó jmirez@uni.edu.pe. Se puede tratar de la elaboración de un expediente, valoración de tecnologías, charlas, cursos, seminarios, elaboración de especificaciones técnicas, orientación o asesoría técnica, inspección, supervisión.

Anuncios

El gas natural y el petróleo son dos combustibles usados (en los lugares en que se dispone) en los establecimientos de salud. El gas por su precio se hace más útil para su uso diario, reduciendo los costos de manera considerable, por ejemplo, en la generación de vapor y de agua caliente. Sin embargo, eso puede cambiar en una situación de emergencia en la que por ejemplo un sismo puede cortar el suministro de gas. He ahí donde interviene el petróleo, el cual puede ser almacenado en cisternas de metal o de concreto. Y si faltara se puede adquirir fácilmente de cualquier lugar, incluso ser extraida de otros vehículos y máquinas que lo usen. Incluso se puede combinar con otros combustibles como alcohol, etc. para crear un mix de combustibles que permita operar los sistemas que sean usados. Usualmente los hospitales se conceptuan para un funcionamiento normal, pero se hace necesario que se vaya pensando en prospectiva la facilidad de que los sistemas básicos, entre ellos la electricidad y el vapor de agua, sigan operativos después de un sismo, esto se logra asegurando el insumo primo que son los combustibles y en las que el petróleo da a primera vista una mayor fiabilidad al sistema energético.

Grupos electrógenos son usados usualmente como un sistema de respaldo de energía en los establecimientos de salud, conectado a la red eléctrica a través de cables y mediante el accionar de un tablero de tranferencia. Algunos lugares, en especial, los que están en zonas del Cinturón de Fuego del Pacífico y otros sísmicos, tienen que ser considerados para el caso de que se mantengan operativos después de los terremotos. Usualmente se colocan en habitáculos de concreto con techo ligero o en un ambiente de contreto armado que permita que ningún objeto pesado pueda caerles y ponerlos en estado inoperativo. Pero este buen deseo sólo se queda en eso puesto que hay algo importante que se está olvidando. Un grupo electrógeno es un ensamble entre un motor de combustión interna y un alternador a través de un acoplamiento. Este ensamble se coloca sobre una plataforma con sistema de amortiguamiento para los desplazamientos que surgan tanto en el comportamiento estático como en lo dinámico. Pero ante sismos se debe pedir que los grupos electrógenos deban tener una certificación de resistencia a sismos gado 8 Ritcher o similares o equivalentes. Esto permite asegurar que luego de un sistema el alineamiento motor- generador se mantenga y por lo tanto el grupo pueda entrar a confianza en operación. Su importancia toma a medida que se tiene mayores potencias, es decir, establecimientos de salud de mayor nivel de capacidad de atención o también aquellos que puedan estar en zonas remotas o que luego del sismo puedan quedar aisladas y que por lo tanto el recurso electricidad se hace fundamental para poder atender a la población que se venga a atender en el establecimiento de salud. Recomendable que se tenga en cuenta dicha consideración en el diseño, selección y adquisición de grupos electrógenos: probado y certificado.

Cuando se realiza el diagnóstico de las instalaciones eléctricas suele servir para esto la apreciación de un ingeniero mecánico electricista. Y que es lo que se debe hacer al respecto cuando se tiene dentro de las instalaciones un grupo electrógeno. Es una buena inquietud pues el grupo electrógeno se divide en dos partes: el motor de combustión interna o máquina prima y el generador eléctrico. En lo que es instalaciones eléctricas, el ingeniero se enfoca netamente en la parte eléctrica sustancial del grupo electrógeno que es el generador eléctrico.

Un primer paso es el estudiar las placas de características técnicas del generador eléctrico. Un segundo paso es observar la parte exterior e interior del generador (hasta donde pueda ser asequible usando linternas LED de alta intensidad para poder apreciar de mejor manera lo que son colores, bobinados, rotor, excitatriz, estator y lo que se pueda ver). En la parte exterior cuenta el estado de la pintura que nos indica de sobrecalentamiento. Un tercer paso es el estudio de los registros históricos (si los hubiera) del funcionamiento del grupo electrógeno, cuenta también la opinión verbal de los operadores (e ingenieros si los hubiera). Hasta este punto es un trabajo de observación aguda del generador y de preguntas al personal, pero un Cuarto Paso sería el encendido del grupo electrógeno sin y con carga (sería lo ideal) y con el consiguiente análisis del ruido, vibraciones, velocidad del aire de ventilación, temperatura en el estator del generador eléctrico, y no sólo eso, sino ver los indicadores de voltaje, frecuencia y amperaje y como es su comportamiento en el tiempo; de esta manera, podemos tener una apreciación del proceso de generación eléctrica, del trabajo que realiza la excitatriz, de la estabilidad del mismo, de la auto-regulación, compensación reactiva (si lo tuviera), entre otras cosas dependiendo de la potencia del generador eléctrico (a mayor potencia nominal, más variables a analizar).

En este tipo de estudio cuento con la experiencia y experticia del caso por lo que si está alguien interesado brindo el respectivo servicio de diagnóstico o de supervisión tanto a nivel de Perú y extranjero.

Atte:
Ing. Mag. Jorge Mírez
Contact: jmirez@uni.edu.pe
Lima, Perú.

La temperatura que es un indicar del movimiento interno de cualquier sustancia es un factor importante en entender el estado en que se encuentran los diferentes componentes del sistema eléctrico. La temperatura por su naturaleza define las dilataciones y contracciones volumétricas de los diferentes componentes, los cuales se realizan diariamente o dependiendo del día hasta varias veces (ciclos) durante un día. Días, meses y años son cientos y miles de ciclos térmicos en que los diferentes materiales del sistema eléctrico han sido sometidos y cuyos efectos superficiales en los metales, pintura, desempeño pueden ser apreciados a la vista, al tacto, al oído, al sonido o al olor, sin decir adicionalmente si se usan instrumentos de medición, pero lo que es la información que se puede captar con los cinco sentidos con lecturas de los diferentes sensores de multímetros y pinza amperimétrica es más que suficiente para una evaluación.

La temperatura promedio anual da un referente global la cual se afina con los promedios de cada mes, a esto, con las temperaturas máximas y mínimas presentadas cada mes, permite apreciar la velocidad de cambio de temperatura que pueden presentarse durante un momento cualquiera del día. Esta velocidad de cambio define la rapidez de dilatación de los diferentes componentes, y con ello, la intensidad de los esfuerzos térmicos a los que están sometidos. Las temperaturas máximas y mínimas también definen valores extremos de funcionamiento de los equipos, en la que hay lugares muy fríos y otros muy calientes en que los elementos y componentes pueden tener un pobre desempeño. Hay que considerar que una cosa es la temperatura ambiental que se reporta por una estación metereológica el cual por lo general se encuentra al exterior, y otra es la temperatura de los ambientes del Establecimiento de Salud, algo más cálidos o más fríos en la línea de tiempo a lo que se presenta afuera debido a los componentes estructurales con que han sido construídos (sin considerar la existencia de elementos de aire acondicionado y ventilación).

La temperatura tiene fuerte relación con otras variables como la humedad relativa, y sus cambios definen también el valor de rigidez dieléctrica del aire y los coeficientes de transferencia de calor por convección que es el mecanismos de retiro de calor final utilizado para el enfriamiento de los diferentes componentes. De todo esto, he participado y puedo hacer los estudios de evaluación de sistemas eléctricos en establecimientos de salud y en industrias.

Atte
Jorge Mírez Tarrillo
Contact: jmirez@uni.edu.pe
Lima, Perú

Saludos cordiales estimados lectores de mi Blog. Nos involucra un tema bastante interesante en este post y trata de que cuando se hace el diagnóstico de las instalaciones eléctricas de un establecimiento de salud, hay que considerar y tomar en cuenta las condiciones atmosféricas, es decir: recopilar información y verificar in situ datos sobre: temperatura, humedad relativa, viento, radiación solar y lluvias. Todas ellas son importantes y sirven como criterios de diseño, selección o dimensionamiento de los diversos sistemas, equipos y componentes eléctricos ubicados al interior del establecimiento de salud.

En cada una de ellas lo ideal es encontrar varios valores: el promedio anual, el promedio mensual, los máximos y mínimos anuales y mensuales de las variables temperatura, humedad relativa y precipitaciones. En cuanto al viento hay que evaluar su densidad de energía, la velocidad del viento y su dirección; para ello, sirven los mapas eólicos desde diferentes fuentes institucionales, la información de software de simulación de tiempo retroalimentado por estaciones metereológicas y considerar el estudio a una altura adecuada según la altura de la turbina eólica que se desea colocar sobre el nivel del piso. En cuanto a la radiación solar hay varias variables a considerar entre ellas, la densidad de energía anual que nos permite tener una referencia de la cantidad de energía por hora y metro cuadrado en promedio de todo el año; luego los promedios según estación o mensual, en ello se verá como va cambiando según la estación del año, la radiación solar tiene el potencial para la generación de energía eléctrica o solar térmica con fluidos de baja o alta temperatura.

Usualmente es posible encontrar lugares en que no hay información en detalle de las condiciones climáticas, pero eso no debe desanimar, siempre hay una estación de datos en cercanías o en parecidas condiciones de altitud y clima, del cual se puede extraer como referencia. Criterios en detalle de cada variable lo iremos posteando en otras entradas del presente blog y para las instituciones interesadas (en Perú y en el extranjero), brindo el servicio de lo explicado acá: recolectar información de condiciones climáticas, hacer visita de campo, analizar y presentar la información en un informe escrito.

Atte
Jorge Mírez Tarrillo
Contact: jmirez@uni.edu.pe
Lima, Perú

Jorge Mírez – Servicios en Ingeniería y Educación. WebSite: http://www.geocities.ws/jorgemirez WhatsAap: (+51) 970030394 Sede: Lima, Perú (disponibilidad de ir a provincias y exterior).

Jorge Mírez Tarrillo_Publicidad-1

SPECIALIZED COMMISSION FOR ELECTRICAL AND ELECTRONIC SYSTEMS IN MEDICAL LOCATIONS – COSEES. PERU
Comisión Especializada de Sistemas Eléctricos y Electrónicos en Establecimientos de Salud – COSEES. Perú.

Página siguiente »