Los grupos electrógeno son un suministro de emergencia usados en los servicios de salud con frecuencia. Hay que tener en cuenta que deben estar siempre dispuestos a arrancar y entregar energía eléctrica, en este punto de visto, hay algunas cosas que recomendar. Que sean encendidos por baterías es lo común, pero si lo es bajo un mecanismo que no se degrade (como lo suelen hacer las baterías) sería mucho mejor, tal como aire comprimido. Deben ser capaces de entregar el 100 % de su capacidad nominal de manera continua, a veces, los fabricantes definen términos tales como potencia prime u otras que quiere decir: Mi grupo es de 100 kW pero entrega de manera continua 75 kW; que tal gracia, eso no es de caballeros. El ruido es algo importante, menos menos ruido mejor y esto va relacionado a la tecnología con que se ha desarrollado (balanceo, combustión, etc). En zonas en que son sísmicas, la recomendación sería que sean resistentes a los sismos, los hay que resisten hasta grado 8 de Ritcher; esto es algo importante, dado que los grupos electrógenos se han considerado para su uso en caso de emergencia y desastre, y no puede ser que justo el momento que es necesario, éste no funcione. Que no dependa mucho de la electrónica, mientras menos electrónica necesite mejor; la robustez del grupo electrógeno iría por el mismo diseño que asegura un funcionamiento fiable y eficiente; además, lo hay que no necesitan de personal de mantenimiento para encender y reconocer su condición de funcionamiento, esto es importante, dado que el personal puede ser que fallezca en caso de un desastre. Los tableros de transferencia son de cuidado, el prestigio de la marca cuenta, éstos deben aguantar todas las condiciones de severidad incluyendo pérdidas de fase y armónicos, si no, después se tiene que ya se quemo la tarjeta, que no dan buenas lecturas y tanta vaina de equipo defectuoso que existe en el mercado.

Todo esto va con una relación precio-calidad lo que define la compra de un grupo electrógeno, en los siguientes pots daré a conocer más detalles, presto a brindarle asesoramiento en los temas de equipos biomédicos y electromecánicos, me despido estimado lector.

  • CNE (Código Nacional de Electricidad – PERU) distribución basada en la experiencia americana.
  • CNE suministro año 99 basado en el Código Eléctrico de Canadá.
  • CNE es una transición hacia IEC e ISO.
  • Un código es una referencia que se regulariza con normas técnicas.
  • Canadá ha hecho su código eléctrico en función a las condiciones particulares de su ambiente.
  • El CNE también recoge experiencia de Francia.
  • Indecopi + IEC + normas internacionales de prestigio en la región –> es la secuencia de selección de normas a tomar como criterio.
  • NTP-IEC –> se puede hacer posible.
  • Normas técnicas son voluntarias –> lo obligatorio es un Reglamento Técnico.
  • El único que existe es el Reglamento Técnico de conductores eléctricos.
  • Ministerio de la Producción –> es el que hace Reglamentos Técnicos de Productos y Servicios.
  • Primero los conceptos que deben cumplir los proyectos, luego ya viene lo específico.
  • Lo peor que debe ocurrir es la mezcla de la norma americana y europea.
  • Se debe tener una línea base.
  • Normas técnicas lo hace INDECOPI.
  • MINEM ve sobre seguridad eléctrica.
  • Normas hay para domiciliaria (no tan severa) y para industrial (mas exigente).
  • Normativa complementaria que puede ser como guía en cuanto a las puestas a tierra.
  • A partir del año 1995, vamos hacia normas internacionales.
  • Una cosa es la continuidad de la instalación, y, la continuación del negocio (servicios de salud).
  • Una cosa es la instalación para el día y otra es el de la noche.
  • CENEPREV organismo que tiene que ver sobre prevención.
  • INDECI organismo que tiene que ver sobre atención de desastres.
  • Implementar IEC pero hay que ver el tiempo que se va a implementar esto.
  • Es necesario más comités técnicos y mas iniciativas de este tipo.
  • Quien define lo que un ingeniero es especializado lo hace el Colegio de Ingenieros del Perú.
  • Lo inmediato es considerar lo más relevante para ser colocado en el CNE, luego sale esto a consulta y luego de ahí hay un tiempo de adecuación.

Tomadas durante el II WorkShop de Sistemas Eléctricos para Establecimientos de Salud realizado el día 13 de agosto del 2014 en la Sede Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú.

II_workshop_electric_System_health_building

Para limitar los efectos genéticos se debe usar protección gonadal cuando testículos u ovarios se encuentran en el haz directo de rayos X o cerca de los límites de la región colimada (puede estimarse hasta los 5 cm del rayo central). En general, es más fácil proteger los testículos porque están fuera de la cavidad del cuerpo. Un protector de plomo en contacto con los testículos reduce la exposición a la radiación casi un 95%. La protección a los ovarios, más complicada por la variabilidad en la ubicación de los mismos, puede reducir la exposición hasta un 50%.

Los testículos pueden protegerse en casi todos los estudios de abdomen y pelvis cuando no se evalúa la uretra. Los ovarios se pueden proteger para exámenes de caderas, pero no cuando es necesario visualizar la pelvis o parte baja del abdomen, por ejemplo, la estructura ósea sacrococcígea

La dosis gonadal sin protección varía desde indetectable hasta valores significativos. Éstos dependen de la exposición en la superficie de la piel y de la proximidad de las gónadas al haz primario de rayos X. Si las gónadas están a escasos 10 cm del borde del haz primario, la dosis gonadal será tan pequeña como 1 a 2% de la dosis de entrada.

Estos valores pueden reducirse, en casi todos los casos, mediante protección adecuada. Se consideran insignificantes las dosis gonadales por radiografías menores que la dosis diaria de radiación procedente de la radiación de fondo ambiental. A nivel del mar, la dosis diaria a las gónadas masculinas procedente de la radiación de fondo es de 0,25 mrad. Debido a la atenuación que ocurre en los tejidos suprayacentes, la dosis diaria correspondiente a las gónadas femeninas es un poco menor. Por lo tanto, la dosis gonadal relacionada con cualquier examen de las extremidades y de cráneo es claramente insignificante. Se calcula que las dosis gonadales que acompañan a estos exámenes son todas menores a 0,001 mrad-unas 250 veces menores que el nivel establecido de 0,25 mrad. Puesto que las dosis gonadales relacionadas con estudios de tórax son > 0,001, estos exámenes generan dosis gonadales insignificantes.

Las dosis gonadales que acompañan a estudios de abdomen, columna y pelvis son significativas y debe usarse la protección gonadal. En todos estos exámenes las gónadas femeninas quedan dentro del haz primario de rayos X. Como consecuencia, se producen dosis gonadales femeninas aproximadamente iguales a la dosis de la línea media enumerada en la columna para varones. La dosis gonadal se determina por la proximidad de las gónadas al haz primario. En los estudios de columna y abdomen, la dosis gonadal masculina es me-nor que la dosis de la línea media. Para el examen anteroposterior de la cadera, las gónadas masculinas quedan en el haz primario de rayos X entre los planos de entrada y de la línea media; por consiguiente, la dosis gonadal es mayor que la dosis de la línea media.

Para ciertas exploraciones (caderas, pelvis y series gastrointestinales altas), los niños reciben dosis gonadales sustancialmente más altas que las niñas. Para otras exploraciones (columna lumbar y enema baritada), la dosis gonadal es mucho más alta en las niñas

Una radiación mínima y diagnóstica debe cumplir con el enunciado del Comité Internacional de Radiaciones y su difundido enunciado: “Usar tan baja radiación como sea posible de acuerdo con las posibilidades prácticas”.

Los efectos acumulados de la radiación y el potencial nocivo es mayor en niños que en adultos debido a:

1. La expectativa de vida de los niños.
2. La frecuencia de algunos procedimientos radiológicos.
3. La radiosensibilidad de las células en rápida división.

De todos modos, la dosis de radiación en niños es menor que en los adultos porque aquellos tienen menor tamaño, pero los técnicos en radiología tienen la responsabilidad de mantener la dosis lo más razonablemente baja posible, en particular para órganos vitales, que pueden mostrar mayor radiosensibilidad que los correspondientes en adultos.

Para limitar la exposición del niño a la radiación es indispensable que el técnico y médico radiólogos estén entrenados en radiología pediátrica. (Para reducir al mínimo la repetición de estudios radiográficos, debe colocarse al niño en posición e inmovilizarlo apropiadamente, tomar el mínimo de placas y elegir factores de exposición adecuados).

El rem es la unidad de dosis para radiación básica y dosis genéticamente importante.

La unidad del sistema internacional de medidas (SI) de equivalencia de dosis es el Sievert (Sv= 100 rem). El Sievert se utiliza como medición de las dosis permisibles por el personal que trabaja en radiaciones. En la actualidad, la dosis permitida por año para este grupo es de 20 milisievert por año para todo el cuerpo, sin sobrepasar los 100 milisievert en 5 años y permitiendo en forma excepcional y transitoria, 50 milisievert por año. En nuestro país hay leyes y reglamentaciones que legislan esta situación.

El promedio de dosis de radiación anual estimado para un individuo en EE.UU. es 0,18 rem. De esta dosis, 0,10 rem (55%) se origina en fuentes naturales (cósmica, terrestres y biológica interna) y se denomina natural o básica. La exposición a la radiación natural excede la posibilidad esencialmente del control individual, aunque hay diferencias de exposición con la altura (aumento de la radiación cósmica a gran altura) y localidad geográfica (componentes radiactivos de la corteza terrestre). Se asume que no existe una dosis umbral para los efectos carcinógenos y genéticos de la radiación y se elaboró la hipótesis que plantea que la radiación natural ocasiona 1,3% de cánceres y 1,0 a 6,0% de anomalías genéticas

La seguridad del suministro eléctrico en recintos hospitalarios tiene una especial importancia por el elevado número de equipos electromecánicos y técnicos que apoyan el trabajo sanitario en beneficio de los pacientes.

Desde los equipos de apoyo vital que mantienen las constantes vitales del paciente grave, los equipos electromédicos que intervienen en el buen trabajo quirúrgico, pasando por los sistemas de iluminación o los equipos informáticos, requiere de un suministro sin interrupciones.

Para ello, los sistemas de vigilancia y monitorización preventiva se revelan de vital importancia para estar informados de la disponibilidad de la red y anticiparnos a posibles interrupciones que puedan dañar desde procesos de análisis clínicos hasta provocar daños irreparables en pacientes que necesitan de asistencia electromédica permanente. Algunos de esos posibles fallos se pueden deber a:

  • Aumento de corrientes de 3er armónico por el conductor neutro (motivado por el constante aumento de consumidores monofásicos con fuentes conmutadas como ordenados, impresoras, etc.) que pueden llevar al sobrecalentamiento de dicho conductor y finalmente a su destrucción.
  • Aumento de la carga de los transformadores de aislamiento de los quirófanos y paritorios motivado por el constante aumento de equipos electromédicos en éstos recintos, que pueden llevar al sobrecalentamiento de los mismos y con ello finalmente al disparo por cortocircuito en los bobinados del transformador.

Estas situaciones pueden evitarse con una correcta vigilancia y la integración de la información necesaria en los sistemas de alarma, control y gestión del hospital.

Se debe monitorizar y vigilar para producir los correspondientes mensajes de alarma cuando se produce una desviación de los valores tolerados (aislamiento, carga, tensión de transformación, corriente diferencial, de neutro o por el conductor de protección, falta de disponibilidad de la fuente de seguridad), permitiendo al personal médico y técnico tomar las medidas adecuadas.

La importancia y el uso de la información extraída por todos estos sistemas será diferente según las funciones ejercidas por los trabajadores de un centro médico o hospital.

  • Para el personal técnico y de mantenimiento es importante conocer las causas del fallo (fallo de aislamiento, equipos, … ) y  la localización del mismo (sala, cuadro de distribución, circuito de salida, … ) , para poder resolver la incidencia lo antes posible de forma programada y eficiente.
  • Sin embargo, para el personal médico y sanitario es necesaria la información de la disponibilidad de la instalación (bien – mal) para decidir la posibilidad de seguir operando y en caso de alarma, disponer de instrucciones sencillas y claras de cómo actuar.
  • Para el personal que gestiona el centro, es necesaria la información sobre el rendimiento de la instalación, los tiempos de fallo y las incidencias para poder decidir inversiones y acciones.

La implementación cada vez más necesaria de sistemas IT (tecnología de la información) permite apoyar en ellas la tarea de llevar la información y las alarmas del sistema eléctrico al personal sanitario, de mantenimiento y gestión, permitiendo a todos un conocimiento permanente, claro, preciso y selectivo para el trabajo de operación y mantenimiento de los hospitales.

Los más modernos sistemas de vigilancia y monitorización del sistema eléctrico permiten la comunicación entre ellos y con otros sistemas, tanto para producir una alarma local para el personal médico y sanitario como para llevar una supervisión de todo el sistema eléctrico en el departamento de mantenimiento o disponer de un registro de eventos para los responsables de la gestión del hospital.

ESQUEMA TN-S

El conductor neutro y de protección son distintos a lo largo de todo el trazado.

esquema_TN-S

ESQUEMA TN-C

Las funciones del conductor de neutro y conductor de protección van englobadas en el mismo conductor.

esquema_TN-C

ESQUEMA TN-C-S

Las funciones de neutro y protección se combinan en un solo conductor solo en alguna etapa del sistema.

esquema_TN-C-S

ESQUEMA TT

En este tipo de instalación, aunque el neutro esté conectado a tierra, las masas lo hacen mediante una toma de tierra independiente.

esquema_TT

ESQUEMA IT

En este tipo de distribución, no existe la referencia del neutro conectado a tierra, por lo que las masas se conectan a tierra de manera independiente

esquema_IT

 

El suministro eléctrico en recintos hospitalarios viene definido por distintas normas, como la IEC 60364-7-710:2002-11, que define algunos de los requisitos para la instalación eléctrica en los centros sanitarios:

  • Conmutación automática de la red general de distribución a una fuente eléctrica segura para las cargas esenciales.
  • Los sistemas TN-C (conductores de neutro y protección unidos en todo el sistema desde el punto de alimentación hasta la instalación receptora) no están permitidos aguas abajo del cuadro principal de distribución.
  • En recintos de uso médico, la alimentación de los servicios de seguridad requieren que, en caso de una falta de la fuente normal, los equipos sigan alimentados.
  • Si la tensión en uno o varios de los conductores del cuadro principal están más de un 10% por debajo de la tensión nominal, una fuente de seguridad ha de asumir el suministro de forma automática. La conmutación se podrá realizar con retardo.
  • Se recomienda que en sistema TN-S (conductor neutro y de protección distintos en todo el esquema) se realice la vigilancia para asegurar correcto aislamiento de todos los conductores activos.
  • El circuito que conecta la fuente de alimentación de seguridad con el cuadro principal de distribución debe considerarse un circuito de seguridad.
  • Protección en recintos médicos con sistemas IT (ningún punto de la alimentación directamente unido a tierra, las masas de la instalación receptoras conectadas directamente a tierra) para el equipamiento electromédico, de soporte vital, aplicaciones quirúrgicas y otro equipamiento (ver figura)
  1. Vigilancia del aislamiento para cada sistema IT.
  2. Monitorización de sobrecarga y sobre temperatura de los transformadores de los sistemas IT.
  3. Repetidor de alarmas acústicas y visual en un lugar conveniente para la vigilancia permanente por el personal médico.
  4. Es recomendable reparar el primer fallo de aislamiento en el tiempo más corto posible.

Sistema_IT

  • Los circuitos para los servicios de seguridad o esenciales serán independientes de otros circuitos. Razón para ellos es que fallos eléctricos, intervenciones o modificaciones en un circuito no afecten el correcto funcionamiento. Esto requiere separación con materiales resistentes al fuego, o diferentes recorridos o diferentes ubicaciones.
  • Protección contra interferencias eléctricas y electromagnéticas para edificios que tengan o puedan tener un elevado número de equipos informático y de telecomunicaciones, se usará por separado los conductores de protección y neutro, sistema TN-S.

« Página anteriorPágina siguiente »



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.398 seguidores